top of page

Elementos de composición.

La composición en el diseño gráfico es base fundamental para el éxito de los materiales gráficos que produzcamos. Es un ejercicio de planeación. Conforma una estructura premeditada que busca la armonía y funcionalidad, enfocando nuestro diseño hacia el mensaje que se quiere transmitir.

Trabajar en la creación de una composición nos exigirá jugar con sus componentes, y sobre todo conocerlos pues esto nos dará la pauta para explotar exitosamente el área gráfica y usar esta herramienta a nuestro favor.


No existen normas estrictas para la creación de una buena composición, sin embargo, es importante recalcar que los resultados cambian gracias a la variación en los elementos de la composición y su disposición en el espacio, por lo que no se trata de una decisión al azar, sino de un tema previamente estudiado. Jugar con los pesos, el espacio, las texturas, entre otros factores genera riqueza compositiva; pero es necesario conocer los elementos que conforman la composición para utilizar todas estas herramientas de manera inteligente.


Cada uno de los elementos posee una importancia y un peso específico, según sea la función requerida.


Texto


Transmite información escrita. Puede estar constituido por títulos o encabezados, subtítulos, cuerpos de texto, folios, pies de imagen, epígrafe, etcétera. Es importante cuidar la legibilidad y las longitudes según la naturaleza de la composición gráfica.

En el caso de los cuerpos de texto, por ejemplo, constituye un bloque compacto que genera una mancha óptica en la composición, por lo cual es necesario tomar en cuenta que se crea un color tonal por el peso visual que ejerce. Para el manejo de los textos y la tipografía, te recomendamos que visites nuestra entrada del blog El arte de la selección tipográfica, donde hablamos del uso correcto de las letras y su importancia en el diseño.

Imágenes


Transmiten información visual. Consideramos imágenes a: fotografías, ilustraciones, figuras geométricas o líneas, entre otros gráficos. Estas acompañan al texto o, algunas veces, toman mayor importancia, según la naturaleza del gráfico. Esto se debe a que constituyen una fuente de información muy fuerte. Pueden presentarse como formas regulares o irregulares.


Color


El color se encuentra en todos lados donde exista luz. Su adecuada composición resulta fundamental para todo producto gráfico por su fuerte carga significativa. La correcta aplicación del color aporta diferenciación, asociación, entre otras cosas. Te recomendamos para el mejor manejo de este elemento visitar nuestra entrada del blog ¿Cómo definir los colores de tu empresa?


Espacios vacíos


Son la ausencia de cualquier otro elemento gráfico. Cumplen con la función de equilibrar y compensar los pesos de los elementos presentes en la composición, además de encuadrar los límites que la estructuran.


Alineación


Es el eje invisible que atraviesa los elementos y los conecta visualmente por bordes o centros. Aporta de gran manera al equilibrio y armonía visual. Brinda orden y descanso a la vista, además de servir como guía a través del gráfico.

Hablar sobre la importancia del conjunto nos dará la idea de por qué resultará eficaz la utilización de una composición y del conocimiento de sus elementos para la creación funcional de un todo. Sin embargo, hay que entender que esto no será suficiente si no se piensa de manera global, lo que quiere decir que cada uno por separado significa, pero en convivencia con otros, esa significación puede cambiar. Es necesario tener esto en cuenta todo el tiempo mientras diseñamos, pues este factor puede desviarnos del objetivo de comunicación o, en su buen uso, ayudarnos a lograr el éxito que buscamos. Hay que recordar que el punto es crear una imagen llamativa y comprensible para el espectador, pero sobre todo que cumpla con su finalidad principal, que es transmitir con éxito un mensaje previamente deliberado.


Te recomendamos, para alcanzar mejores resultados, que estudies sobre la proporción áurea y la regla de los tercios. Son temas que te ayudarán a evitar problemas con la composición en el acomodo y distribución de los elementos, de tal forma que no juegues con ellos de forma azarosa. Además, puedes acudir a distintas técnicas visuales para jugar con factores como: el equilibrio, la simetría, la regularidad, la fragmentación entre otras.

Recuerda que conseguir equilibrio y armonía en la interacción de los elementos nos llevará más cerca de alcanzar nuestro objetivo de comunicación.

 
804 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page